Etimadas y estimados todos:

DestacadoEtimadas y estimados todos:

Estimadas y estimados todos:

 

Este próximo miércoles es el Día Mundial de la ¡Poesía!, Creo que a todos los que nos gusta leerla, e intentamos alguna vez escribirla deberíamos ponderar más esta fecha y claro llenar nuestros espacios con mucha poesía los invito a todos a este próximo miércoles leamos poesía, recitemos poesía, escribamos poesía y juntos celebremos y hagamos más grande con nuestras letras y las de nuestros autores favoritos este 21 de marzo #DíaMundialdelaPoesía

Su amigo de Tinta y Letras

 

Carlos Luis Molina Lara



pizap.com15213270269291

RECUERDO ATERRADOR ® ©

Cuando pienso en aquel lugar
tan horrible para mí.
La figura de aquella horrenda casa
divide mi alma y mi mente
en una búsqueda de explicaciones.
Y mis temores sin resolver
vuelven a volcarse
en mi espíritu atormentando.
Y la duda apuñala a la razón
y de nuevo el pánico
se apodera de mí
y un grito mudo me atrapa.

Carlos Luis Molina Lara

ELLA ME DECÍA ® ©

Ella me decía que todo
en su mente era
como una casa.
Con muchas habitaciones
y en ellas siempre aparecía
la misma figura.
Siempre borrosa y oscura
que la sumía en una búsqueda
inútil y que la obligaba a volcarse
en la duda, el dolor y el abandono.
¡Y esa entidad siniestra tiene tu rostro!
Luego me miraba tiernamente
me besaba y volvía
a recostarse en su ataúd.
Yo lo cerraba y me iba
y la dejaba descansando
en su mausoleo.

Carlos Luis Molina Lara

INEVITABLE ® ©

Sé que es inevitable
la hora inexorable
se acerca, inevitable.

Me quedan sueños frustrados
y besos extraviados
en laberintos de ilusiones
que ya nunca serán.

Me hieren miedos
presentes e implacables.
Los paisajes inmortales
me tienden
floreadas manos.

Y encuentro paz y alivio
con certeza
de eterna primavera.

En que mañana otro
concluirá las inconclusas
conclusiones que yo
no pude concluir.

Y pondrán la tilde, la coma
el punto y el alma
que hizo falta.

En el verso de la estrofa
del poema, del libro
de la sangre y de la tierra
que continúa y persiste
irrevocablemente, ¡inevitable!

Carlos Luis Molina Lara